Dios Todopoderoso creo al hombre para que este se perfeccione, y coloco en su naturaleza primigenia el apetito hacía la perfección, es por ello que siempre el hombre siente el deseo de mejorar día tras día, en todos los aspectos de su existencia, lamentablemente en muchas ocasiones no encontramos la guía correcta y nos vemos orientados por ideas que no son las apropiadas para satisfacer de manera correcta esta expresión de los poderes del alma.

En los libros de ética y moral islámica se dan muchas recomendaciones y se manifiesta de que la perfección del hombre se encuentra en el hecho de ser uno con su señor, y este ser uno con su señor no es otra cosa que el hecho de retornar a Él siendo un siervo sosegado (alma sosegada). Lógicamente lograr ello requiere de acciones esenciales y una de las acciones trascendentales es el hecho de alejarse del pecado; ahora, dejar de pecar no es muy sencillo para muchos de nosotros por infinidad de factores externos e internos, que nos dificultan el camino hacia este noble estado.

De ahí que el gran alumno del AyatoLLAH Saodat-parvar (la misericordia de Dios sea con él), el AyatoLLAH Wasirí (basado en el libro de su gran maestro: Serrul-Asra´ – El Secreto de la ascensión, o viaje nocturno. Exegesis del Hadiz del Mi´rayy) recomienda que una de las cosas que ayuda a alejarse del pecado es que la persona comprenda y se haga consciente de que el pecado causa la privación de las gracias y bendiciones venidas de parte de Dios Todopoderoso (y que otras gracias y bendiciones hay sino las suyas). Y una de estas gracias es el hecho de tener FE, ósea que cuando el siervo se aleja del pecado esta gracia y bendición le es incrementada y fortalecida y ello le permite caminar con mucha más entereza y firmeza hacia su Señor (en búsqueda de la perfección), pero cuando el siervo peca se ve desprovisto de la continuidad del otorgamiento de esta gracia, la FE, entonces ello hace que su camino hacia la perfección se dificulte y se vea aquejado por los devenires de este mundo.

Sura 17

Al-Isra’ (El Viaje Nocturno)

¡En el nombre de Alá, el Compasivo,

el Misericordioso!

  1. ¡Gloria a Quien hizo viajar a Su

Siervo de noche, desde la Mezquita

Sagrada a la Mezquita Lejana, cuyos

alrededores hemos bendecido, para

mostrarle parte de Nuestros signos! Él

es Quien todo lo oye, todo lo ve.

Se debe tener en cuenta que en la medida que el siervo más evite el pecado, así mismo se va a ver más fortalecida su FE, y en la medida en que más peque, así se va a ver más debilitada su FE, hasta el punto que se pueda ver sumergido agrestemente en la incredulidad, la maldad y la desvergüenza.

De lo que se concluye que, en muchas ocasiones la debilidad en nuestra FE, frente a lo que no encontramos respuesta del ¿Por qué?, tiene como raíz nuestros pecados, y es ello lo que nos está frustrando el andar por el camino hacia la perfección a la que nos llama nuestra propia naturaleza.

Elaborado

Equipo de trabajo http://www.islamalfayer.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s