Bismillah

Responde Ayatolá Ya’far Subhani

Traducido por AbdulKarim Orobio

Enviar salutaciones a los seres humanos de mayor nivel espiritual es algo muy aprobado por Dios Todopoderoso, inclusive ha sido ordenado que esta acción sea realizada por ángeles y creyentes:

اِنَّ اللَّهَ وَمَلآَئِكَتَهُ يُصَلُّونَ عَلَى النَّبِيِّ يَآ أَيُّهَا الَّذِينَ ءَامَنُوا صَلُّوا عَلَيْهِ وَسَلِّمُوا تَسْلِيماً

Verdaderamente Dios y Sus ángeles envían salutaciones (pedir bendiciones) al Profeta, Oh aquellos que creen, envíen salutaciones y paz para él. (33:55)

El zikr (recuerdo) en forma de Salawāt (salutaciones) ha sido un acto preferible para cualquier momento y situación, y esta aleya, sin especificar un tiempo y lugar particular especifica esta práctica, es más, da una orden al respecto. Es muy recomendado hacerlo cuando escuchamos el llamado a la oración o al leer el Sagrado Corán y cuando escuchamos o pronunciamos el Santo Nombre “Muhammad”

Ahora, ¿Cómo se envían salutaciones al Profeta (P) de la manera correcta?  Esta respuesta la tenemos en un hadiz, de parte de Abdu Rahman ibn Abi Layli, quien narró de Ka’b ‘Ayrah, quien a su vez narró del Santo Profeta (P), y lo podemos encontrar en los libros sunnitas más confiables, por ejemplo:

Ka’b ibn Ayrah dijo:

“¿Están listos para que yo les obsequie un hadiz que escuché del Profeta (P)?”:

Abdur-Rahman dijo: “Estamos listos”

Ka’b ibn Ayrah dijo: “Le dijimos al Profeta (P), ¿Cómo podemos enviar salutaciones a ustedes La Gente de la Casa (Ahlulbayt) y saludos de paz?

El Santo Profeta (P) dijo:

اللهم صل على محمد وعلى آل محمد كما صليت على إبراهيم وعلى آل إبراهيم إنك حميد مجيد، اللهم بارك على محمد وعلى آل محمد كما باركت على إبراهيم وعلى آل إبراهيم إنك حميد مجيد

Oh Al-lah envía salutaciones a Muhammad y a la familia de Muhammad, así como enviaste salutaciones a Abraham y a la familia de Abraham. Ciertamente que eres Alabado, Glorioso. Oh Allah bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad, así como bendijiste a Abraham y a la familia de Abraham, ciertamente que eres Alabado, Glorioso.[1]

Así nos queda claro que, al momento de enviar salutaciones al Profeta, debemos mencionar también a su familia, para que sea un saludo perfecto. Aunque, hoy en día, en los discursos y escritos, únicamente dicen: “sal-lal.lahu ‘alaiji wa sal-lam”, esto se contrapone totalmente con las instrucciones del Profeta (P).

Ibn Hayar Hayzami (899-978) narra del Profeta (P) lo siguiente:

لا تصلوا علي الصلاة البتراء، قالوا: وما الصلاة البتراء يا رسول الله؟ قال: تقولون اللهم صل على محمد، وتمسكون، بل قولوا: اللهم صل على محمد وعلى آل محمد

“No me envíen salutaciones mutiladas”.

Le dijeron: “¿Qué es una salutación mutilada?”

Él dijo: “Cuando dicen ‘Oh Dios envía salutaciones a Muhammad’ y se quedan callados, digan:

‘Oh Dios envía salutaciones a Muhammad y a la familia de Muhammad’[2]

Según lo dicho, la forma de enviar salutaciones al Profeta que pronuncian los shiitas armoniza con lo que dice la narración en Sahih Bukhāri, el cual es uno de los libros fidedignos de la escuela sunnita.

Por su puesto, es muy loable mencionar las salutaciones al Profeta Abraham también, pero usualmente para abreviar toda la oración, no pronunciamos esta parte, lo cual no es un error, puesto que el mismo Profeta (P) lo ha aprobado, conforme al segundo hadiz que citamos.

Además, podemos decir que la oración “como enviaste salutaciones a Abraham y a la familia de Abraham” en realidad no es parte del Salawāt, sino que es una oración explicativa, la cual nos aclara como saludar al Profeta Muhammad (P). En pocas palabras, así como se enviaba salutaciones a Abraham y a su familia, de esa misma forma háganlo con Muhammad y su familia. Es decir, no separen a Abraham de su familia cuando lo saluden, ni tampoco a Muhammad de la suya cuando le envíen salutaciones. Lo sorprendente de esto es que los Sahihain (Bukhāri y Muslim) y otros libros no incluyen a los Sahāba (compañeros del Profeta) en las salutaciones, pero por el contrario si lo dicen, agregando la oración “wa ‘ala Alihi wa Sahbihi” (y a su familia y a sus compañeros).

Extraído del Libro: Rahnemaye Haqiqat


[1] Sahih Bukhari: 4/118

[2] Sawa’iq al-Muhriqah, pág. 146

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s